Fuenllana, localidad natal de Santo Tomás de Villanueva, se encuentra situada al sureste de la provincia de Ciudad Real, dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, en una altiplanicie donde se asienta el Campo de Montiel. Entre las poblaciones vecninas de Vva. de los Infantes - 5,9 Km y Villahermosa - 8,7 Km.

Su emplazamiento y origen al pie de un antiguo castillo -posterior iglesia y cementerio-, ha determinado en sus calles una traza irregular y en pendiente, trazado medieval. Manzanas irregulares, tipología árabe con corredores interiores, fachadas encaladas a dos aguas, de teja, rejas y balconcillos. A la entrada del pueblo puente de piedra antiguo con calzada, según Hervás, de edificación romana, por el que discurre el arroyo Tortillo uno de los gajos de río Azuer.

Entre estas calles encontramos plazuelas llenas de tranquilidad, como la de Santo Tomás de Villanueva, con escultura del Santo en el centro, la del Convento, que sirve de atrio al Convento de San Agustín, en la parte norte del pueblo, la del Filósofo Don Antonio Rodríguez Huescar dedicada al filósofo pensador de la escuela de Don José Ortega y Gasset o la de la Cruz de Mayo que antiguamente se guardaba voto por falta de agua para los frutos.

Conserva éste el mejor tipismo de los pequeños pueblos manchegos. Tomó su nombre de una generosa fuente que tenía el lugar en el momento de su definitiva población en el siglo XIII. Fuenllana apenas supera los 300 habitantes que viven de la agricultura tradicional y las aguas de la zona, conservando todo su sabor rural. El pueblo tiene un bello Ayuntamiento construido sobre lo que fue en convento de San Agustín. El edificio es de planta cuadrada con un bello claustro y en él nació santo Tomas de Villanueva.

Fuenllana, llamada “Fuenteplana” en los textos antiguos, tradicionalmente ha gozado de una situación geográfica privilegiada, coincidiendo con el centro del Campo de Montiel, conectada con los grandes centros de poder e influencia de la zona: Villanueva de los Infantes y Villahermosa, pueblos con los que tuvo estrechas relaciones económicas, demográficas y artísticas durante toda la Edad Moderna.

Tiempos atrás...

Existe constancia de la presencia de restos procedentes de la cultura romana y es probable que lo cruzara una importante vía romana transversal, desde Mérida a Sagunto, en su trayectoria desde Los Palacios a Montiel; varios autores lo identifican con Laminio, basados en los restos encontrados cerca de la población; a partir del siglo XVI se tiene conocimiento de una lápida romana con la siguiente noticia: …. Y así mismo hay una piedra con un letrero antiguo en una portada de un vecino… que se trujo de unos villares que están donde dicen el puerto de Vallehermoso…a tres leguas, dicha lápida está catalogada por Hubner con el 3.228 quien la transcribe de la siguiente forma: L. LIVIUS.LUPUS/GENIIO.MUNICI/PI LAMINITANI/LOCO. DATA. EX/DECRETO. ORBI/NIS. SIGNUM/ARGENTUM/CUM. DOMO. SUA/PECUNIA. PECIT/IDEMQUE/DEDICAVIT (Libio Lupo dedica esta estatua de plata al Genio del Municipio en el lugar señalado por los Decuriones).

Edad Media

Sin embargo fue la invasión musulmana la que le confirió un nuevo carácter defensivo al construir, sobre un pequeño cerro una modesta fortaleza, cuya misión fundamental fue la de servir de apoyo a los distintos castillos distribuidos por toda la comarca. En el siglo XIII, tras la victoria definitiva de las Navas de Tolosa, la Orden de Santiago se encargó de repoblar este núcleo. Aproximadamente en el año 1293 recibió el rango de villa, integrándose en la Encomienda de Montiel, una de las más prósperas de la zona, junto con la Encomienda de La Solana y Alhambra. Su economía se basó en la agricultura y la ganadería, contando con dos dehesas boyales y una serna que era de la Encomienda para disfrute de sus vecinos.

Edad Moderna

En la Navidad del año 1486 nació en Fuenllana Santo Tomás de Villanueva, arzobispo de Valencia, en la casa de su abuelo materno, García Castellanos, y de su propia madre, Doña Lucia Martínez Castellanos, que también había nacido en Fuenllana. El nacimiento se produjo en la habitación donde hoy se conserva la Capilla del Santo dentro del Convento de Agustinos y aquí vivió con sus padres y abuelos durante casi un año, por que en Infantes, según nos dice D. Francisco de Quevedo en su Epítome Vida de Santo Tomas de Villanueva, había una epidemia de peste y, aún cuando su padre Don Tomas Alonso García quería vivir allí por ser de Infantes y perteneciente a la condición de hidalguía, no pudieron desplazarse hasta que desapareció la peste. Así pues, Santo Tomas fue bautizado en Fuenllana en la Iglesia parroquial de Santa Catalina que estaba donde aún están sus paredes, dentro del Castillo. Al construir los frailes Agustinos, con motivo de la beatificación del Santo, la nueva Iglesia dedicada a Santo Tomas y cerrar la de Santa Catalina, se bajaron a la nueva Iglesia la Pila donde fue bautizado el Santo y actualmente se conserva en la Capilla construida en el lugar exacto donde nació Santo Tomas.

Su presencia en esta villa determinó que en un futuro se instalasen en el pueblo varios miembros de la Orden Agustina a la que él perteneció, fundando un convento sobre la casa solariega de su familia (1735 - 1835 Justamente un siglo estuvo en la villa la pequeña comunidad de Frailes Agustinos). Fechas a recordar son su beatificación en el año 1618 por el Papa Paulo V, y su definitiva canonización en el año 1658 por su Santidad Alejandro VII, hitos que supusieron el arranque de una importante devoción extendida por la comarca, especialmente en la vecina Infantes.

Patrimonio-Monumentos

Convento de la Orden de San Agustín
Actualmente conocido como Convento de Santo Tomás de Vva. Edificio barroco del siglo XVIII, erigido por la Orden de San Agustín, en el lugar mismo en el que naciera el Santo Limosnero, con motivo del gran acontecimiento de su canonización.

Se edifica sobre el propio solar de la casa de su abuelo materno García Castellanos y de su propia madre Lucia Martínez Castellanos, y se conserva en su interior la habitación misma en que vino al mundo, que venía siendo venerada como una capilla en la que hoy se hayan depositadas las reliquias del Santo, cedidas por el arzobispo de Valencia, así como la pila en la que fue bautizado, sin duda, perteneció a la antigua Iglesia de Sta. Catalina, construida sobre restos de un castillo árabe de mitad del siglo XIII.

Arquitectura: su autor alguno de los frailes arquitectos de la propia Orden de los Ermitaños de san Agustín, tal vez Fray Lorenzo de San Nicolás, o de alguno de sus discípulos. Edificación cuadrangular, en el centro lo constituye un patio con claustro porticado, también cuadrangular, en torno al cual, en la planta baja, se distribuían las dependencias comunes de los monjes, y en la alta, a la que conduce una amplia escalera, los dormitorios o celdas y servicios.

En la fachada de acceso al edificio existen tres puertas coronadas con balcones, de las que solo la de la izquierda -que es la de acceso al monasterio- corresponde a la arquitectura y destino inicial del mismo. Sobre los tres balcones existen otros tantos medallones: el de la izquierda contiene, en bajorrelieve la efigie y el escudo de Santo Tomás de Vva., el del centro la efigie de santa Rita de Cassia y el de la derecha la de San Nicolás de Tolentino.

Un siglo aproximadamente estuvo en la villa la pequeña Comunidad de Frailes Agustinos que oscilo entre 20 y 25 frailes que quedaban cuando se marchó el último Padre Predicador y Prior de la comunidad Fray Toribio del Río con motivo del Decreto Desamortizador del ministro Juan Álvarez Mendizábal.

Por orden de la Dirección de Fincas del Estado (07/02/1851) se cede al pueblo el convento para iglesia parroquial, casas consistoriales, escuelas de primera enseñanza y cárcel nacional, siendo el Alcalde constitucional Sr. Esteban Rodríguez Huertas, Regidor Síndico Don Felipe Parra.

El edificio fue declarado B.I.C en 1992 por su valor histórico-artístico. Hoy es sede del Ayuntamiento local, ubicándose en una de sus estancias el Museo Municipal y la Iglesia del pueblo.

Iglesia-Fortaleza de Santa Catalina

La fortaleza construida en el siglo XIII-XIV se asienta sobre otra musulmana de la que nada se ha conservado. La Orden de Santiago hizo un tremendo esfuerzo por repoblarla. Fue perdiendo poco a poco su papel militar, al estar alejado del peligro musulmán. por ello debió convertirse en Iglesia a finales del siglo XV, partiendo de una capilla existente en la fortaleza. La iglesia se construyó intramuros de la fortaleza, finalizando las obras a finales del siglo XVI.

Durante dos siglos fue la Iglesia de la villa, pero en 1743, ante su estado de ruina, se abandonó a favor del Convento de los agustinos. Tras este momento fue utilizada como cementerio, antes de ser abandonada.

El castillo estuvo compuesto por un recinto rectangular solo alterado por la colocación de la Torre del Homenaje, posiblemente en su flanco norte. No se tiene datos acerca de donde se situó el acceso, ya que las entradas actuales pertenecen a la iglesia.

Se han perdido gran parte de las estancias del interior, pero se puede observar gran parte de los ornamentos de la Iglesia, así como numerosas capillas y la escalera de acceso a las bóvedas, que se encuentra dentro de un antiguo torreón de fortaleza.

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. El estado actual de esta construcción era lamentable hasta la puesta en marcha de un proyecto de reconstrucción.

Fuente Lavadero

Es una pequeña construcción moderna de planta rectangular en forma de porche abierto por un lado, en cuyo interior nos encontramos cinco pilas de piedras en las cuales se lavaba la ropa desde hace siglos.

También hay una especie de pileta donde caía agua a forma de fuente, y por último hay una maquinaria de una noria antigua. Todo el conjunto está bien cuidado y restaurado. Se accede a él desde Fuenllana por un paseo arbolado y con bancos. Desde este lugar se puede divisar también el Castillo-Iglesia de Santa Catalina.

1º.- La Fuente: A esta Fuente se iba hace años para traer el agua a las casas, bien con cántaros a las espaldas o bien con burros (aquellos que los tenían). Tiene dos caños que aún están pero que ya no echan agua.

2º.- El Lavadero: Es una pequeña construcción ( actualmente restaurada) de planta rectangular en forma de porche abierto por un lado, en cuyo interior nos encontramos cinco pilas de piedra, en las cuales se lavaba la ropa desde hace siglos. Para poder lavar el día anterior tenían que bajar a coger vez.

Puente sobre el Rio Tortillo

Es una pequeña construcción en piedra de estilo Romano.

Puente de Piedra, grandes mesas de sillar que forman arco sobre el que se asienta antigua calzada romana, también de piedra. Es un lugar que puede ser visitado y es de fácil acceso. Se pasa por él cuando queremos ir de Fuenllana al Lavadero. Pequeño puente de un solo arco que permite el paso sobre el arroyo Tortillo en el Camino al Lavadero o hacia la carretera CM-412. Está formado por grandes bloques de piedra y recientemente se ve que se ha restaurado aunque de manera un poco informal, ya que se han utilizado materiales y técnicas que no van con la estética y antigüedad del puente.

 

Fuente: http://www.fuenllana.com