Los orígenes de esta bella población se remontan a la Prehistoria debido sin duda a las idóneas condiciones habitables del lugar. Podremos encontrar constancia de ello en la Mesa del Almendral donde aún quedan restos de los primeros pobladores, también es posible restos de poblaciones antiguas a lo largo del Alto Guadiana. Se puede visitar el museo donde podremos encontrar parte de estos restos.

El origen del nombre Ruidera no está claro, hay varias teorías pero la que parece más acertada es que el nombre de Ruidera podría estar ligado al ruido producido por las cascadas que caían de lagunas más altas a otras más bajas.

Cuando uno llega por primera vez a Ruidera queda totalmente sorprendido. Tras atravesar parte de La Mancha con un aspecto tan seco, tan llano y con escasa vegetación nos encontramos de repente con un paisaje totalmente distinto lleno de armonía, con mucha vegetación y diversidad de fauna, con unas vistas increíbles a las Lagunas.

La principal fuente de ingresos del pueblo tiene naturaleza turística, quedando en una pequeña parte el desarrollo de otras actividades como son la construcción, y prácticamente se han extinguido ya otras como la agricultura y ganadería

Podemos considerar que los primeros pobladores de las Lagunas de Ruidera se remontan al periodo del Paleolítico Inferior. Durante el resto de la Prehistoria, también hay constancia del poblamiento en el entorno de Ruidera.

Aunque es en la Edad de Bronce, cuando aparecen restos visibles, motillas y morras, repartidos por todo el Alto Guadiana.

De la época romana también existen un gran número de yacimientos, villas, casas aisladas, destacando una vía romana que recorría longitudinalmente las lagunas de Ruidera

Son de origen árabe los castillos de Peñarroya y Rocha Frida (siglos X-XII).

Entre los años 1213 y 1217 Ruidera pasa a manos cristianas y las órdenes militares de San Juan y Santiago administran el territorio de las lagunas.

Es en el siglo XVII durante el reinado de Carlos III cuando la zona experimenta un auge importante. Todavía permanecen en pie algunos edificios, como la casa del administrador de la fábrica de la pólvora y el canal del Gran Prior, entre otros.

El 13 de julio de 1979, Ruidera es declarada Parque Natural.

En cuanto al patrimonio artístico cabe destacar:

Iglesia parroquial de la Virgen Blanca. Es de 1958, año en el que se demolió una ermita más antigua, de la que aparecía reseñado su origen en los siglos XV-XVI.

Casa del Rey. También conocida como Casa Grande. Obra atribuida a Juan de Villanueva. Fue vivienda del infante D. Gabriel, hijo de Carlos III. De estilo neoclásico, del siglo XVIII. Es el edificio más emblemático de Ruidera. Destaca sobre el resto de las construcciones.

Casa del administrador de los antiguos Molinos de Pólvora. Construida en 1783. Casa significativa y representativa del municipio correspondiente al Administrador de los Antiguos Molinos de Pólvora y situada junto a los mismos.

 

Hablar del patrimonio natural de Ruidera es sin duda adentrarse en un paraíso natural sin igual en todo el territorio:

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Está compuesto por el conjunto de un pantano (el pantano de Peñarroya) y 15 lagunas: Laguna Blanca, Conceja, Tomilla, Tinaja, San Pedra, Redondilla, Laguna Lengua, Salvadora, Santo Morcillo, Batana, Laguna Colgada, Laguna del Rey, Cueva Morenilla, Coladilla y Cenagosa. El parque tiene una extensión de más de 30 Km y ocupa una superficie total de 3772 hectáreas. A lo largo de su recorrido unas lagunas se comunican con otras a través de una compleja red fluvial con multitud de arroyos y cascadas constituyendo así un muy bello paisaje con un atractivo y singular.

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera está ubicado en el Campo de Montiel en los términos municipales de Ruidera, Alhambra, Argamasilla de Alba y Villahermosa en Ciudad Real y Ossa de Montiel en Albacete.

Las Lagunas de Ruidera tienen una personalidad geográfica específica de los paisajes peninsulares derivada, además de la calidad visual y estética de sus parajes, de las características propias que muestran sus lagunas. Entre ellas hay que destacar: Todas las Lagunas de Ruidera están cerradas por una barrera natural de toba que represa las lagunas.

La superficie de las lagunas es pequeña en general dado que sus longitudes suelen ser inferiores a los 500 m. Algunas lagunas, como la de la Lengua, Tinajas... están bordeadas por márgenes acantilados y con numerosos voladizos. Otras como la Conceja, Tomilla,... ofrecen orillas suaves cubiertas por espesos carrizales y españadales. Las profundidades están comprendidas en su mayoría entre 10 y 20 m.

El agua de las lagunas procede de:
Manantiales laterales situados en las laderas que delimitan sus vasos.
Aportes superficiales del Alto Guadiana que rebasan las barreras o de algún tributario como el arroyo de las Hazadillas.
Aportes subterráneos que siguen el valle y que son capaces de salvar kársticamente y en profundidad las barreras que le cierran.

 

Fuente: http://ruidera.es/ y http://ruidera.infomancha.com/