Objetivo: Desarrollo en 2015

La Plataforma Campo de Montiel Histórico ha logrado un acuerdo “con todos los agentes implicados hacia la unidad, para el desarrollo global de la comarca con miras al año 2015”, dicen, en su primer congreso comarcal celebrado este fin de semana en Almedina. Según explica la organización el documento base de Campo de Montiel, Don Quijote de la Mancha, Ciudad Real, Castilla la Mancha, Españatrabajo lo aportará la Diputación provincial “y se intentará consensuar con el resto de administraciones y agentes implicados”.

La comarca del Campo de Montiel está dentro de La Mancha, posee características propias y peculiaridades específicas que la diferencian de otras comarcas limítrofes, aunque participa de elementos comunes que la vinculan a la madre Mancha.
Su enclave privilegiado en el cruce de importantes vías, le hizo ser, desde antiguo, un espacio por el que cruzaban hombres, ideas y mercancías, por lo que no debe ser solo un intento de recuperar la dignidad histórica perdida, sino también tiene que ser el comienzo de nuevas estrategias de actuación para preparar el inmediato mañana. Una comarca con fuertes resonancias históricas y culturales que reclama una reanimación.

El acto de presentación del viernes corrió a cargo del presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, en el que apeló por la unidad y el pragmatismo, hizo un repaso de los distintos programas en los que la Diputación ha intervenido, junto con las distintas mancomunidades que conforman el Campo de Montiel histórico. A continuación se expuso en la mesa redonda el presente y futuro del Campo de Montiel, en el intervinieron alcaldes y concejales de la comarca: Terrinches, Cozar, San Carlos del Valle, Almedina, Fuenllana, Santa Cruz de los Cañamos, Carrizosa, Alhambra, Montiel, Albaladejo, Villamanrique…entre otros.

El sábado fue un día muy intenso por cuatro mesas redondas compuestas  de  cuatro o cinco especialistas, donde se expusieron temas como  la arqueología y caminería, historia, el Campo de Montiel ante el año 2015 y economía y desarrollo.

Todas ellas con ponentes especializados en sus correspondientes áreas de actuación. Arqueología y Caminería expusieron el estado de la cuestión y  del potencial  como de la puesta en valor de los yacimientos y vías que existen en el territorio. Se mostraron las distintas cartografías del topónimo del Campo de Montiel junto con otras fuentes de estudio.

El paso y evolución  de las  Encomiendas de la Época Medieval a la Época Moderna, donde supuso un mundo cambiante de orden social y político centralizado en el reino. La organización de los municipios, distritos y partido de gobernación. Realidades y ficciones reflejadas en la novela  del  Quijote, en el que el tiempo y el espacio no son casualidades y en el que se requiere actualizaciones o ampliaciones de los tradicionales estudios, puesto que el texto de Cervantes nos lleva a lugares comprobables dentro del contorno del Campo de Montiel.  Por la tarde las mesas redondas compuestas por el tejido asociativo cultural y económico expusieron diversas  propuestas.

El tejido asociativo cultural analizó  las inquietudes intelectuales y acuerdos para trazar un Plan Director de actuaciones en red. El tejido empresarial, expuso sus experiencias  para poder desarrollar e innovar en las áreas agroalimentarias, cooperativismo, fomentando el empleo, respetando el medio ambiente, etc..  pero también los desequilibrios en la producción y distribución de los productos en el mundo global en el que nos encontramos.

También tuvo lugar la fase final de Biblioitinerario por el Campo de Montiel, con la entrega de Premios del Certamen Literario Infantil y Juvenil ‘El Quijote y sus valores en la sociedad actual’, tras la representación del pasaje “Don Quijote y Clavileño” que hizo las delicias de los presentes.

Un poco más relajada fue la mañana del domingo con la clausura y el resumen de las ponencias. Comenzó con los espacios naturales, el área paisajística, medioambiental, ecosistemas,  avicultura, fauna, flora, edafología, ríos, etc. La conclusión es que hay que canalizar la riqueza, protegerla y difundirla. Un paisaje que se conserva intacto tal y como lo vio Cervantes, único por la biodiversidad de la fauna: el lince, águila real, e incluso flamenco y ardillas. Todo el que lo visita queda asombrado por lo auténtico del paisaje, la diversidad de aves, muy propicio como observatorio.

La mesa del paisaje arquitectónico se ha centrado en un rico debate, no exento de crítica para la concienciación del valor cultural y turístico que supone para el turismo y el desarrollo de los pueblos la protección y conservación del patrimonio arquitectónico como legado y herencia de nuestros antepasados, poniendo los cimientos de la estético y cuidado para la defensa del mismo y el respeto por las intervenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *