Campo de Montiel busca la declaración BIC del paisaje cultural de la comarca

La plataforma está perfilando el proyecto para la candidatura a Patrimonio de la Humanidad en base a la información aportada por el Ministerio de Cultura

La Plataforma Campo de Montiel-Origen Histórico del Quijote continúa trabajando para que el Campo de Montiel sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Con el objetivo de alcanzar ese reto, la plataforma se encuentra ahora perfilando el proyecto en base a la información técnica aportada por el Ministerio de Cultura durante la reunión que mantuvieron el pasado mes de enero y en la que se pidió «reforzar la singularidad» de esta iniciativa. Así, entre esas mejoras se busca la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de las parcelas de las fincas de la comarca, o bien del paisaje cultural del Campo de Montiel como así explica Federico Fernández, coordinador y secretario de la plataforma, y quien recuerda que la finalidad es «cumplir con los requisitos tras una leve modificación del proyecto».

En declaraciones a La Tribuna, Fernández señala que la plataforma estudiará ambas opciones, aunque todo apunta a que se apostará con mayor fuerza por la declaración BIC del paisaje cultural de la comarca, ya que «detallar los cultivos de cada parcela del Campo de Montiel sería algo imposible», argumenta. Y para ello, la Plataforma Campo de Montiel-Origen Histórico del Quijote se refugiará en la futura Ley de Paisajes y que «la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha prevé poner en marcha el próximo año. Se trata de dar una vuelta al proyecto y adaptarlo a las exigencias del Ministerio de Cultura a través de la sección de Patrimonio Mundial y con el asesoramiento de los técnicos de Patrimonio de la Junta», añadió el coordinador de la plataforma.

Conseguir que el paisaje cultural del Campo de Montiel sea Bien de Interés Cultural es un «punto fundamental para poder avanzar» en ser Patrimonio de la Humanidad, por lo que la plataforma intentará introducir en el proyecto caminos antiguos, iglesias, castillos, etcétera; es decir, «todo aquello que suponga un elemento patrimonial», puntualizó Fernández, para después resaltar también el interés de la plataforma por el paisaje literario, ya que «la comarca cuenta con importantes vestigios de autores como Jorge Manrique o Quevedo».

La finalidad ahora es incorporarse a la Lista Indicativa de PatrimonioMundial. Se trata del inventario realizado por un país en el que se incluyen los sitios que éste desea nominar a la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Pero para ello, la candidatura de Montiel debe superar la supervisión del Ministerio, ya que formar parte de este listado es el primer paso para
conseguir la declaración como Patrimonio Mundial.

Recordar además que para planificar el trabajo se ha creado una Comisión de Seguimiento que velará por atender a los requerimientos que se hagan desde el Ministerio de Cultura, que debe dar el paso inicial antes de que lo evalúe la Unesco, y extender el proyecto a toda la sociedad cultural y al tejido empresarial» de la comarca. El proyecto cuenta con el apoyo de las 23 corporaciones municipales de las localidades que forman la comarca del Campo de Montiel Histórico -la descrita en las Relaciones Topográficas de Felipe II- y que son: Albaladejo, Alcubillas, Alhambra, Almedina, Carrizosa, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, La Solana, Membrilla, Montiel, Ossa de Montiel, Puebla del Príncipe, Ruidera, San Carlos del Valle, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. Precisamente, a los 23 municipios implicados se suman más de 70 asociaciones.

LAS TIERRAS RARAS. El coordinador y secretario de la Plataforma Campo de Montiel-Origen Histórico del Quijote, Federico Fernández, mostró su satisfacción por el hecho de que el Gobierno regional haya dado carpetazo al proyecto minero de tierras raras que se pretendía llevar a cabo en el Campo de Montiel, ya que «suponía un obstáculo para conseguir la candidatura de la Unesco», ya que el Ministerio puso especial énfasis en que no se hiciera el proyecto minero al ser clave para lograr ser Patrimonio de la Humanidad».

En el caso de Campo de Montiel se convierta en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco sería el segundo destino de la provincia que contaría con esta distinción, ya que Almadén consiguió en el año 2012 formar parte del listado de este organismo mundial por su valor como las minas de mercurio más grandes del mundo en una candidatura que se presentó junto
a la ciudad de Idrija, en Eslovenia, conformando ‘La Ruta del Mercurio’.

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real, 3 de noviembre de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *