El Campo de Montiel, Patrimonio de la Humanidad?

Lo que empezó siendo un cuestionamiento sobre la posibilidad de solicitar a la UNESCO que el Campo de Montiel fuera declarado Patrimonio de la Humanidad se ha convertido en un convencimiento por mucha gente ligada a la zona de una u otra forma, convencimiento que incluso tenía precedentes muy anteriores en la Asociación de Amigos del Campo de Montiel que ya llegó a plantear algo similar.
Por mi parte agradezco al Profesor D. Francisco Parra Luna su disposición a meterse de lleno con dicha cuestión. Ya hay mucha gente trabajando en ese debate previo de ideas para intentar conformar un Proyecto coherente al respecto. En mi opinión y creo que debería ser por todos, el reconocimiento a todas esas personas que de forma noble y desinteresada están volcándose en dicha labor y que poco a poco iremos conociendo.Pero junto a ello quiero resaltar la necesidad de que ante un Proyecto de tal naturaleza y que podría resultar histórico para el Campo de Montiel todos los que estamos vinculados de una forma u otra a esta comarca tengamos altura de miras y entendamos que, por supuesto con el correspondiente debate de ideas, no podemos fallar en esta ocasión ni caer en la típica división habitual en la zona que sólo servirá para quedarnos anclados en el pasado y el ostracismo. Aquí no hay política, ni intereses ocultos, lo que hay es interés por el bien común.

Luchemos porque esto tiene que salir hacia delante, ya serán otros los que nos lo controlen y pueden intentar modificarlo posteriormente y sólo estando unidos podremos salvar todos los inconvenientes que se planteen en el camino.

Colaboremos en la medida de nuestras posibilidades en ello, todos tenemos algo, aunque sea pequeño que aportar para conformar algo muy importante.

De la unión nace la fuerza, y aunque tengamos que ceder algo en nuestros planteamientos, en nuestro orgullo y en nuestros intereses, hagamos que por fin algo consensuado entre todos que salga adelante. El Campo de Montiel y todos sus integrantes nos lo merecemos.

 

Federico Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *